viernes, febrero 13, 2009

Coincidencias: Los Cronocrímenes y Agujero de gusano



Una de las mejores películas que vi el año pasado fue Los cronocrímenes. Siempre me han atraído los viajes en el tiempo (de ahí que amo Lost y Donnie Darko, entre otras razones por supuesto) y el argumento de esta cinta aborda el tema con gran originalidad y con una simpleza perfecta. Realmente. Visualmente hablando, tiene ideas muy atractivas que se condicen con la sencillez técnica que utiliza Nacho Vigalondo (el director). Por lo demás, la película se sustenta netamente en su genialidad; cualquier efecto digital (en el caso de haber habido más presupuesto) hubiese sido opacado por su inmejorable trama. El filme nos presenta a un tipo común y corriente que fortuitamente viaja en el tiempo y que se transforma en una suerte de héroe moralmente ambiguo que pasa a dominar el tiempo y el espacio en una circunstancia descabelladamente ingeniosa, donde hay enredos, equivocaciones, confusiones y muertes. La película nos habla de las paradojas del tiempo y del hombre en una historia de una exactitud admirable. Vale la pena mencionar, de paso, que la película fue un éxito en España (su país de origen).

Cuando veo estos filmes donde lo que impera es la historia y, principalmente, la originalidad, pienso en el cine chileno y me pregunto cuándo empezarán a aparecer cintas de este tipo: premisas simples, de fácil ejecución, pero sublimemente creativas. Falta alguien así. Que a alguien se le ocurra un Old boy o un Memento o un Being John Malkovich. Algo que sorprenda. Pero no. Seguimos con lo mismo de siempre y los que intentan innovar carecen de lecturas suficientes para urdir un guión que golpee.

A fines del 2007 escribí un cuento muy fallido, pero cuya idea central me parecía muy llamativa. Se llama Agujero de gusano. Básicamente, se trata de un tipo que encuentra un portal del tiempo y que se topa consigo mismo. Después viaja de nuevo y se encuentra con dos versiones de sí mismo: la original y la que viajó. Quien haya visto Los cronocrímenes estará levantando una ceja. Mi cuento es humilde, defectuoso, insignificante, etcétera, pero, sin saber de su existencia, tiene notables similitudes con una película excelente: el entorno campestre donde se desarrollan los hechos, los múltiples duplos del protagonista que van apareciendo durante la trama, el enfoque centrado en la segunda realidad espacio-temporal, el hecho de que el viaje en el tiempo sólo sea hacia atrás (en mi cuento un día atrás y en la cinta horas atrás), la naturaleza del protagonista, entre otras. También hay diferencias. Son ellas, justamente, las que hacen que Los cronocrímenes pisotee a mi modesto relato. Además, los méritos del filme están dados por dos elementos: la historia (el guión) y la estupenda narración visual que la enaltece.

Tras ver la película, hace un tiempo ya, me motivé a corregir un poco el cuento; está más pulcro pero no me convence (le sobran algunas partes y les falta desarrollo a otras), sin embargo, si alguien ha visto la película es un ejercicio interesante ver las semejanzas.

Aquí un fragmento incomprensible del cuento:

El agua succionó el cuerpo de Tomás por un lapso de unos ocho segundos, entonces empezó a emerger. En la superficie, lo rodearon los objetos que lanzó al agua poco tiempo atrás, el bote no estaba y a unos treinta metros un hombre nadaba velozmente hacia la orilla. Tomás también braceó hacia la ribera y, a los pocos segundos, observó que el individuo llegaba a tierra y se internaba a toda prisa entre los ramales. Extrañamente, el clima estaba mucho más caluroso y el misterioso sujeto, al igual que él, sólo vestía calzoncillos.

Tomás llegó a la orilla y se topó con el bote y el equipo de pesca situados en el mismo lugar donde los halló antes de usarlos. Desconcertado, se adentró entre los ramales en busca del desconocido y de una explicación. Tras avanzar unos metros, escuchó disparos y un grito. Cauteloso, avanzó hasta la explanada y dilucidó el enigma. A Tomás se le atravesó el corazón en la garganta. A seis metros de distancia se hallaba un doble suyo, digamos Tomás Palmer “C”, junto al cadáver del hombre en calzoncillos. La conclusión resultaba, a la vez, imposible y lógica: había viajado en el tiempo un día atrás.

Nuestro protagonista, a quien podremos llamar indistintamente Tomás Palmer o Tomás Palmer “B”, observaba los hechos oculto detrás de un árbol. En cierto instante, captó que él y el cadáver eran exactamente iguales y que estaban en las mismas condiciones. Todo apuntaba a que el muerto era otro doble. Palmer esperó que Tomás “C” fuera a ocultar el cadáver y entonces confirmó su hipótesis: se trataba de otro Palmer. Sumando y restando, concluyó que habían tres Tomases paralelos, entre ellos él mismo, y que el Tomás Palmer original, vale decir, el Tomás Palmer “A”, era el hombre en calzoncillos que mató en la realidad que abandonó al arrojarse al círculo marino.

Cuento completo aquí

4 comentarios:

Revistas Rilo dijo...

O sea, lo que subyace en este post, es que eres genial, pero se te adelantan. Te falta habilidad para llegar primero. Puede ser.

Saludosssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss.s...

FiNCHeR dijo...

ajajaja lo siento, cuando vi la peli en serio me sorprendí, tenía que contarlo. En los blogs uno se puede dar esta clase de lujos (anécdotas innecesarias).

Saludos para usted también, caballero.

Antonio Díaz Oliva dijo...

Oye grax por el coment.

Y sí, por favor, no veas "Operación Valquiria". O, bueno, vela para que constates lo mala que es. O el poder de la imagen de Cruise frente a Hitler.

Mejor a ver "Milk" que me tinca... y ojo el domingo que se viene un artículo de Watchmen por ahí...

Saludos

A

dam dijo...

hay una pelicula que no recuerdo como se llama ni que actores salen la verdad era mas chica cuando la vi había una escena muy grabada en mi mente que trataba que el chavo tenia una ecuacion para hacer algo asi de un agujero de gusano y otras escenas mas llegaba una mujer a su casa y veia una copa de vino vacia pero co los labios pintados de una mujer, depsues parece que alguien se mato por la ventana o el chavo se volvio loco no recuerdo pero alguien muere creen poder decirme cual es?